JAIME RUELAS

Autobiografía

Este soy yo...

Soy chilango de nacimiento pero de los chilangos conscientes y buena onda, hasta donde se puede ser en esta $%^&!! ciudad de locos; vi la primera luz por allá en la década de los 60´s y aunque casi toda mi infancia y adolescencia la viví en Tlatelolco, nací en la colonia Guerrero (el primer dato que pocos conocen y que aporto a la página de Polymarchs), o sea que por donde le busque soy pueblo, raza... banda como decimos acá.

Desde que tengo memoria me gusta dibujar; en el jardín de niños en lugar de echar desmadre como muchos chavitos cuando no estaba la educadora, yo me ponía a dibujar y siempre me clavaba en los súper héroes, Batman y Superman en aquel entonces.

Tiempo después en la primaria, cuando las maestras tenían que salir del salón y nos dejaban dibujar para que no hiciéramos travesuras, a mis cuates yo les hacia sus dibujos porque para mi era divertido y mientras ellos se destrampaban yo dibujaba y dibujaba, todos sacábamos una palomita por hacer bien nuestro trabajo.

En general en la primaria no tuve broncas con las materias, hasta tuve mi etapa "NERD", pero siempre acompañado del dibujo. En el final de la primaria me pusieron a pintar el salón de clases pero no con brocha gorda sino con pinceles y no de un solo color sino que ya se imaginarán, con imágenes de los libros de texto así que varias clases las tomé sobre una escalera para no perder tiempo. Como curiosidad cultural en el último año de primaria me gané un viaje a Oaxaca por una composición literaria acerca de Benito Juárez, eso no tuvo nada que ver con el dibujo pero el mismo año me llevaron a competir a los Juegos Prenacionales deportivos y culturales en Hermosillo Son., donde se supone que concursaría en dibujo y digo se supone porque nunca llegó el otro competidor a quién después le entregaron la medalla de ganador que porque nosotros no asistimos a la competencia, chistosos sistema no?, y resulto que el susodicho ganador era el local... donde he oído eso?...

En la secundaria me estanqué un poco en cuanto al dibujo, había muchas distracciones de todo tipo y como el taller de artes plásticas se saturó de volada (defectos del sistema, que raro) no tuve mucho en que aplicarme en ese sentido y casi pasé de noche en cuanto al dibujo la secundaria, así que muy pocos amigos me conocieron como dibujante en la "secu".

Para el bachillerato me fui reubicando y ahí tuve chance de desarrollar la parte técnica del dibujo (que también me gusta mucho), en esta etapa también me empecé a clavar en la música y me aficioné mucho a la bailable en inglés (comenzaba la música disco) aunque curiosamente no sabia bailar. Empezaban a surgir los "sonidos" locales de música "dance" -música negra mayoritariamente- y fue en esta etapa que una amiga me enseñó a bailar y también es en esta época fue que comencé a coleccionar discos, ya tenia el primero que me regaló mi papá al final de la secundaria, pero en ésta etapa compro mis primeros acetatos con los que inicia mi colección de música grabada que llegó a ser muy decente (y que a la fecha conservo con algunos acetatos, varios cd´s y muchísimo material en mp3, como debe de ser, jajaja...).

También es durante el bachillerato que tengo el primer contacto con Apolinar (Poly) quién tenia relativamente poco tiempo de vivir en Tlatelolco, y ese contacto se da gracias a mi afición a la música pues ya con algunos discos de moda en mi colección, otro amigo y yo deseábamos más que ninguna otra cosa en aquel entonces tener un equipo de audio "fino" en nuestras casas para oír nuestra música como "Dios manda" cosa que en aquellos días no era muy común ni muy fácil y fue una sorpresa grandísima que repentinamente oímos un "patadón" finísimo de música a través de la ventana del "depa" de Poly. Luego de asomarnos y preguntarle si nos dejaba ver y oír de cerca su equipo, corrí por un disco a mi casa y regresé para ponerlo a tocar en los que serian los primeros aparatos de audio que tendría Polymarchs.

Después de transitar por la historia que ya muchos de ustedes conocen en la que mi amigo y yo convencimos a Apolinar de que cambiara su idea de hacer un sonido tropical por uno de música disco resultó que como yo era el que tenia más música, terminé por ser el DJ de la futura "Discomáquina Polymarchs" comenzando a mezclar de "brinquito" pues aún no teníamos mezcladora. En ese entonces Toño (Tony Barrera) estaba más ocupado con la secundaria que con la música... ni se imaginaba todo lo que iba a vivir..

Así comenzamos a anunciar los servicios del naciente equipo de luz y sonido en todo Tlatelolco y recuerdo como la noche que decidimos salir a pegar nuestros primeros volantitos (impresos a mano mediante un sistema que se llamaba "stencil") nos detuvo la policía argumentando que no teníamos permiso para pegar propaganda dentro de Tlatelolco lo que arreglamos al día siguiente yendo a hablar con el subdelegado de la unidad habitacional quién accedió a nuestra petición por una sola vez.

Poco a poco la cosa empezó a caminar y en una ocasión decidimos hacer una "tocadita" en mi departamento pues mis papás no estaban y fue ahí donde nos bautizamos oficialmente como "Midnight Enenrgy" pues mi amigo y yo nos resistíamos al nombre de "Polymar" que era como originalmente le querían poner al sonido. Luego de una prolongada deliberación y una serie de ajustes técnicos el nombre por fín se decidió como Polymarhs (así sin la "c" antes de la "h").

Unos meses después de ésta experiencia y justo cuando llegaba el primer contrato para Polymarchs fuera de Tlatelolco (aún como sonido casero) la presión de la escuela y el interés ya exaltado de Toño por la tornamesa y los reflectores, me empujan a retirarme del equipo como DJ aunque seguiría acompañándolos un poco como asesor musical. Al dedicarme de lleno a mis estudios tomo la decisión de estudiar Diseño Gráfico en la UAM Azcapotzalco y es ahí donde me sumerjo al 100% en lo que seria mi forma de vida y es poco tiempo después cuando le sugiero a Poly que el sonido necesita un logo original y convencido de ello le presento la única opción que hago y que convence a todos sin dudar, el nombre seguia siendo "Polymarhs" que si se fijan tantito estaba equilibrado visualmente pues tenia la "m" justo en medio con cuatro letras de cada lado, así que cuando ya estaba decidido el diseño, le hicieron la última modificación agregándole la "c" junto a la "h" para convertirla en "ch" debido a la incorporación al equipo de otra hermana de Poly a quién le decían "Lichín" y esto causó la modificación del lado derecho del logo para disimular el desequilibrio visual en las letras pues ahora quedaba como Poly-M-archS con cuatro letras de un lado y cinco del otro de la "m", teniendo que unir la "c" y la "h" para eliminar el espacio entre ellas y tratar de convertirlas en una sola letra.

Ya con el logo oficialmente aceptado el sonido siguió trabajando muy bien durante más de dos años y a finales 1981 una vez más meto mi cuchara en el asunto y le sugiero a Poly que hagamos algo diferente con los volantes, que ya había empezado yo a diseñar con las características de moda que se utilizaban en los que se repartían para anunciar cada evento y él que siempre ha sido inquieto y "aventado" me dijo: "y como que se te ocurre"... entonces me puse a trabajar y así salió la primera "propa" de la que seria una cadena muuuuy larga y divertida de trabajos para muchos de los sonidos llamados "grandes" que tocaban en el área metropolitana y algunos del interior del país; esta primera propaganda diseñada al 100% por su servidor fue la utilizada para la tercera de cuatro "tocadas" que tuvo Poly a principios de 1982 en el que fuera el "Skatorama Satélite" y que hoy se conoce como la pista de patinaje de Lomas Verdes en el Edo. de México.

Pasaron más de siete años en los que trabaje para muchos sonidos, algunos de los cuales afortunadamente aún subsisten originales, y a mediados de 1988 junto a las "propas" comienzo a hacer portadas para discos siendo la primera, claro, la de Polymarchs continuando con varias de Salsa y siguiendo con trabajos para Antonio Aguilar, Joan Sebastián, el grupo Click!, Alberto Vázquez, etc. dirigiéndome éstos trabajos a entrar a trabajar a Discos Musart en donde durante 14 años realicé varios proyectos gráficos para todo tipo de géneros musicales. Actualmente he retomado mi carrera independiente y entre otras cosas regresé al medio sonidero en donde vuelvo a divertirme y a reencontrarme con muchos amigos como cuando comencé, allá en la época dorada de La Grán Discomáquina POLYMARCHS.